Muchas mujeres y hombres ven la televisión y piensan en lo bien que se conservan muchas actrices y actores, muchos famosos y famosas sin reparar que por menos de lo que se piensan ellos también pueden conseguir resultados estéticos de primer orden.

La década de los cambios, aprovechar los avances en estética

Y es que en estos últimos años se ha producido una autentica revolución en el sector médico estético bien ya sea en su terreno solo de tratamientos médicos como de intervenciones quirúrgicas con finalidades estéticas.

Si bien las técnicas de medicina y cirugía estética tienen muchos más años que esta última década, es bien cierto que esta última década ha sido proclive probablemente a los mayores cambios en muchos ámbitos de la vida y también en este, pues en esta última década y en lo que al sector médico y quirúrgico estético se refiere se han producido los mayores avances tecnológicos de la historia y no solo eso, este avance tecnológico sin precedentes y que ha permitido una mayor efectividad, eficiencia y variedad en los tratamientos ha venido acompañado de ser la década con mayor implementación entre la población de este tipo de técnicas, “democratizándose” y llegando a casi todas las capas de la población y bolsillos, a la vez la población se ha quitado el estigma que muchas veces por desconocimiento o por malas prácticas de algunos que se llamaban profesionales se había instalado en el sector.

El futuro estético

Saber aprovechar los avances en estéticaY si bien esta década se puede decir que ha sido la del avance tecnológico y de la democratización de los tratamientos, estos próximos años que se nos presentan se puede aventurar que serán los del implante definitivo de la cultura de los tratamientos estéticos entre la sociedad como solución a muchos de los problemas estéticos que nos afectan y asaltan. Afortunadamente la sociedad en estos últimos años ha adquirido una gran madurez y hoy podemos decir sin temor a equivocarnos que está en disposición de saber utilizar adecuada y responsablemente estos tratamientos, desterrando y dejando como residuales tanto los casos de intrusismo nefasto profesional, como dejando casi como anecdóticas aquellas practicas irresponsables y abusivas de algunas personas en relación con estos tratamientos.

Resumiendo diremos que este siglo XXI no será el siglo de la búsqueda de la belleza perfecta y/o irresponsable, sino que será el siglo de la búsqueda equilibrada de nuestra belleza, una belleza exterior en plena armonía con nuestra belleza interior.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.