Las mujeres cada vez se preocupan más por su imagen, y no solo respecto a la moda, sino también respecto a su cuidado personal y aspecto de cara a los demás.

Las arrugas son uno de los problemas que surgen en las zonas de nuestro cuerpo que “estropean” nuestro aspecto físico, algo que nos preocupa enormemente y más aún en la actualidad, ya que nuestro rostro refleja la edad, los cuidados que nos realizamos, efectos ambientales como los rayos del sol sobre nuestra piel, entre otras alteraciones que nos van deteriorando a medida que cumplimos años.

Hoy en día, la imagen es fundamental, es nuestra tarjeta de visita permanente, tarjeta que observará todo el mundo y en la que se fijarán con atención, y es por ello por lo que la sociedad desde hace pocos años relativamente ha optado por mejorar su imagen, y quitarse esos años de más de encima, adquiriendo una imagen más moderna y joven, intentando ocultar años y llevarlos lo mejor posible.

Las mujeres y hombres más preocupados por su imagen, han optado por solucionar este problema mediante tratamientos de todo tipo, desde tratamientos cosméticos de un elevado coste y de una calidad extraordinaria, hasta el tratamiento estético que se realiza en los centros clínicos estéticos.

Los implantes que se utilizan para realizar el relleno de arrugas son muy variados.

Dependiendo del tipo de arrugas que se vayan a tratar y de la profundidad de estas, la densidad del producto cambia.

Relleno de arrugasLa técnica está basada en la inyección del producto con una aguja fina en el lecho de la arruga que deseemos eliminar. No es necesaria la aplicación de anestesia local para realizar este tratamiento, ya que es sencillo y de corta duración.

Habitualmente es raro encontrarnos que este tipo de productos inyectables ocasionen efectos secundarios de carácter indeseable a causa de los absorbibles de origen sintético.

Tampoco se requiere realizar una prueba de alergia ya que tienen un nivel de seguridad muy elevado. Este tratamiento no posee una duración permanente y deberemos realizar la repetición de la inyección del producto una vez al año aproximadamente.

El ácido hialurónico es uno de los productos para utilizados en el tratamiento del relleno de arrugas, ya que su absorción es gradual y se consigue una mayor duración del tratamiento que lo que se conseguía en años atrás.

Las arrugas pronunciadas desaparecen como si nunca hubiésemos sufrido las consecuencias de la edad y de los cuidados y hábitos de vida que realicemos a diario, obteniendo un resultado deseado y totalmente satisfactorio.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.