En ocasiones las mujeres pueden presentar algunas alteraciones muy frecuentes e importantes como la hipertrofia de los labios menores genitales, algo que repercute en la vida diaria y sexual de las mujeres que presentan esta alteración. Afecta especialmente a mujeres que rondan entre los veinte y los cuarenta años de edad.

Este alteración llega a acomplejar tanto a las mujeres que en muchos casos sufren en completo silencio sin dar a conocer el problema, o solamente comentándolo en los círculos sociales más íntimos (aunque tampoco suele ser habitual).

Muchas mujeres solicitan ayuda a su cirujano estético y deciden tomar la decisión de realizarse una labioplastia genital sin comentarlo ni si quiera a su pareja o familiares más cercanos.

Es un tema tabú para muchas féminas que consideran su situación de carácter extremadamente íntimo y complejo, ya que funcionalmente y emocionalmente afecta a su vida social y en pareja. Estas mujeres suelen sentir vergüenza ya que según la prenda que utilicen (ropa interior estrecha, bikini o bañador), puede notarse este problema.

Reducción de labios genitales femeninosEn algunos casos la prominencia de la piel sobrante puede ocasionar una irritación persistente cuando la mujer lleve pantalones ajustados, vaqueros o ropa interior apretada, causando malestar en la realización de determinadas actividades físicas o deportes.

También puede ser causa de molestia mientras se mantienen relaciones sexuales.

Para solucionar esta anomalía, como ya hemos expuesto, las mujeres recurren a la labioplastia genital, procedimiento quirúrgico estético, donde el cirujano quita la parte de carne sobrante o irregular de los labios genitales para poder restaurarlos al estado deseado por la mujer.

Normalmente este tipo de cirugía se realiza en los labios menores, aunque si procede también se puede realizar en los labios genitales exteriores. La reducción de los labios es una solución sencilla y segura, que devolverá la seguridad y autoestima a la mujer.

Muchas mujeres sufren de esta alteración desde su nacimiento mientras que otras lo padecen debido al parto o al envejecimiento, ya que se provoca un aumento del tamaño y volumen de los labios genitales.

Es recomendable preguntar todas las dudas y preguntas que se deseen al cirujano sin vergüenza alguna a hablar del tema, para tranquilizarse y valorar la mejor opción según su caso. Su cirujano le informará de todo lo que necesita saber antes de tomar su decisión.

Tanto las pacientes más íntimas y reservadas, como las pacientes más extrovertidas a la hora de hablar del tema, serán tratadas siempre con la mejor profesionalidad, atención y comprensión para resolver sus problemas más personales y su alteración genital.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.