Motivaciones estéticas, tratamiento estético

Cada persona es un mundo y cada caso tiene sus motivos y particularidades, esto es válido en casi cualquier faceta de la vida y lógicamente también lo es en aquellas motivaciones que hacen que una persona desee o decida someterse a un tratamiento o intervención estética, vamos a analizar las principales.

Motivaciones personales

Son muchas las personas que desean someterse a una intervención estética por simple deseo o por simple placer, simplemente porque desean sentirse mejor consigo mismos, más guapos/as y atractivos/as en definitiva para sentirse deseados y deseadas. Estas motivaciones personales pueden venir dadas simplemente por un deseo de la persona, por motivaciones sociales y tambien pueden ser como motivo de algún cambio o acto muy importante en la vida de esa persona que hace que desee estar radiante y con su mejor imagen y cuerpo posible.

Motivaciones estéticasMotivaciones médicas o de salud

En este caso hay casos de personas que deciden someterse a tratamientos estéticos bien por problemas médicos que les estaban generando a su propia salud su problemática estética y con ello resuelven los mismos como otras que deciden someterse a estas intervenciones o tratamientos pues su problemática estética les originaba desordenes y problemas médicos pero de índole psicológica y gracias y por medio de este tipo de tratamientos e intervenciones logran recuperar ese equilibrio psicológico con ellos y ellas mismos/as, lográndose volver a amar y gustarse a sí mismos, lo que redunda en una mejora de su calidad de vida y en una mejor relación con su entorno.

Motivaciones post traumáticas

Este tipo de motivaciones tiene en muchos aspectos una gran similitud con las motivaciones de salud, pues las motivaciones post traumáticas, es decir las motivaciones que se producen a raíz de haber sufrido algún accidente o traumatismo que nos ha deformado o generado problemas estéticos tiene mucho parecido con lo anteriormente mencionado, pues en ese caso también en muchas ocasiones esta deformidad o problemática generaba en el afectado graves problemas de índole medica o psicológica.

La estética como solución

Lo importante es que sea el problema estético ( en todos los ámbitos posibles, también el capilar) que sea igual que existe una motivación para cada tratamiento o intervención también existe una solución para cada caso, por ello es importante que antes de deprimirnos o de entrar en una espiral de auto rechazo o conflicto con nosotros mismos nos asesoremos y confiemos en los profesionales estéticos, nuestra confianza en el resultado de los tratamientos e intervenciones a que nos sometamos seguro que siempre será el inicio de nuestra propia confianza.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.