Cuando consultemos a nuestro profesional en cirugía estética para realizarnos un peeling facial, nos podrá dar a elegir varias opciones existentes en cuanto al peeling facial.

Uno de los tipos de peeling faciales existentes para el rejuvenecimiento facial es el peeling facial químico, un procedimiento de la medicina estética empleado para el rejuvenecimiento del rostro sin la necesidad de usar la cirugía.

Este tratamiento estético consiste básicamente en la aplicación de unos geles de carácter ácido, que actúan como exfoliantes en el rostro y cuello del paciente, eliminándose así mediante abrasión se eliminan las capas superficiales de la piel, y con ello desaparecen imperfecciones e impurezas que tuviese la piel tratada, así como arrugas y manchas de las zonas superficiales del rostro.

Este tipo de peeling facial se realiza con ácido glicólico (un ácido que consigue muy buenos resultados en el tratamiento de la piel de las pacientes) , y poco después de su uso las capas eliminadas se regeneran de forma natural, apareciendo un tejido nuevo, sin arrugas o impurezas.

El peeling facial químico es muy útil para tratar pequeñas arrugas, los efectos del sol en la cara, cicatrices provocadas por el acné o manchas superficiales de la piel. Este peeling consigue un rostro mucho más joven, luminoso, suave, elástico y uniforme.

Peeling facialEsta técnica tiene muchas ventajas frente a otros tratamientos. El peeling químico se puede realizar en cualquier época del año, y para cualquier tipo de piel  en cualquier zona del cuerpo.

Es un tratamiento poco complejo, indoloro y rápido. No se requiere anestesia general ni ingreso hospitalario. Los efectos del peeling se perciben al momento, después de su aplicación.

Este tratamiento estético posee unos resultados excelentes que satisfacen a todos y cada uno de los usuarios que solicitan los servicios de un centro estético, independientemente del precio tan económico de este tratamiento en comparación a otros métodos de rejuvenecimiento facial.

El peeling facial químico puede tener riesgos si se aplica en las capas más profundas ya que puede resultar arriesgado para la propia paciente, por lo que deberá consultar con su cirujano y que evalúe detenidamente su caso para ofrecer las mejores opciones a su tipo de piel.

El peeling facial químico no es una técnica que pueda parar los efectos del tiempo y del envejecimiento, pero si consigue ( y con creces) renovar y mejorar el aspecto de la piel de la persona tratada, y así retrasar los efectos que produce la vejez proporcionando un aspecto más joven.

Es de gran importancia que el peeling sea realizado por una persona experta, ya que si no se administra adecuadamente la persona puede sufrir cicatrices, hoyos en el rostro, quemaduras intensas u otros efectos. Por ello, el equipo médico estético que practique este tipo de tratamientos tendrá que estar cualificado para ello, y poseer las licencias correspondientes.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.