Consigue unas piernas de cine, unas piernas perfectas

Cuando pensamos en la cirugía estética, en muchas ocasiones la primera palabra que nos viene a la mente es la liposucción, algo completamente corriente, ya que se trata de una de las intervenciones estéticas más demandadas en los centros de estética.

Gracias a la liposucción no solo lograremos eliminar las cartucheras de nuestras caderas y reducir nuestro vientre, sino que también lograremos conseguir unas piernas mucho más bonitas mediante esta intervención.

¿Cómo lograr unas piernas perfectas?

Para tener unas piernas bonitas debemos tener en cuenta que las piernas no son solo muslos y gemelos, sino que para lucir unas piernas perfectas también debemos tener unos tobillos y rodillas perfectas y bonitas. Moldear nuestras piernas no es muy conocido o famoso en el mundo de la cirugía estética ya que antiguamente esta intervención era bastante compleja. En cambio, hoy en día las técnicas han avanzado y se han desarrollado de tal manera y existen tal multitud de posibilidades (por ejemplo la lipoescultura).

Piernas más bonitas con la liposucción¿Por qué operarse las piernas?

En verano las piernas son una de las partes de nuestro cuerpo que más luciremos con minifaldas, shorts o si vamos a la playa el bañador o bikini y muchas personas se realizan la liposucción para poder mostrar unas piernas más femeninas y agraciadas.

Rodillas mucho más bonitas

No solo observaremos que se acumula grasa en muslos y cartucheras, en las rodillas también se producen cúmulos de grasa dando un aspecto antiestético a nuestras piernas.

Si acudimos a una buena clínica especializada podremos conseguir unas rodillas mucho más bonitas.

Operación de nuestras rodillas:

Aparte de que la liposucción consiga deshacerse de la grasa sobrante, con esta técnica se logra dar un aspecto mucho más natural a nuestra rodilla y a nuestra pierna. Los resultados serán perceptibles de inmediato, aunque los resultados definitivos podemos observarlos a partir de los 5 meses después de la intervención. En los casos de las personas que sufren de un gran cúmulo de grasa el cambio que se produce después de la intervención es mucho más notable.

En este caso, en vez de usar la liposucción tradicional se emplea la técnica de la lipoescultura láser, la cual solo tiene efecto sobre las células grasas de la zona, disolviéndolas para su extracción posterior.

La anestesia que se utiliza en la intervención es local, y el paciente suele permanecer en quirófano entre 45 y 90 minutos aproximadamente y dependiendo de cada caso concreto. En pocas horas se podrá abandonar la clínica sin pasar por un doloroso y traumático postoperatorio.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.