Que el uso de las técnicas medicas y quirúrgicas de ámbito estético se ha consolidado en estos últimos años es una evidencia y que este desarrollo y consolidación se ha basado en el desarrollo cualitativo y cuantitativo de las tecnologías medicas aplicadas así como a la cada vez mayor especialización y la excelencia medica una obviedad, pero en este entorno estético también se ha producido una revolución en los últimos años que ha supuesto una autentica catarsis y avance en los mismos, no estamos hablando de otro avance que el de las tecnologías de la información y la comunicación y especialmente internet, que si ha supuesto un instrumento modificador de casi todos los ámbitos de nuestra vida, si es uno de los cambios de mayor alcance desde la revolución industrial, también ha supuesto un cambio, una oportunidad y a la vez una amenaza para el sector médico estético.

Oportunidades y cambios de la nueva era tecnológica

Como hemos dicho la aparición y desarrollo de las TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) y concretamente de internet se ha convertido en un cambio de primer orden para la sociedad y el sector ámbito estético no se ha quedado al margen y podemos decir que hoy todas las mas importantes y prestigiosas clínicas y centros médicos y quirúrgicos destinados a este ámbito nos ofrecen a través de sus páginas web, de sus redes sociales o desde otras herramientas “online” todo tipo de información referente y relevante al ámbito medico del que trata, también muchas de ellas ofrecen otro tipo de servicios online como pueden ser por ejemplo las visitas virtuales, encuestas auto evaluadoras para decidirnos por la idoneidad o no de un determinado tratamiento para nosotros,…. todo ello favorece al usuario pues le permite tener un acceso directo, permanente y adaptado a sus necesidades de toda la información y servicios que puede precisar para decidirse o evaluar una intervención o tratamiento estético.

Nuevas tecnologías al servicio de la estéticaDe las ventajas a los inconvenientes

En principio no existe nada de negativo en los avances tecnológicos que hemos mencionado, al contrario favorecen el flujo de la información, el conocimiento y nos permiten ofrecer servicios adicionales, pero sí que hemos de advertir de un posible inconveniente, no hablamos de que ninguno de los contenidos o servicios ofrecidos por las clínicas y centros de prestigio tenga nada de negativo al contrario, pero la red, internet es una maraña interminable e prácticamente infinita de información y a veces si no sabemos escoger las fuentes para informarnos o nos dejamos influir por información pseudoprofesional, poco contrastada y deficiente puede perjudicarnos y darnos una idea errónea de los tratamientos, intervenciones… para evitar este riesgo siempre deberemos informarnos en sitios web de rigor y consultar con nuestro especialista medico estético.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.