Moldear nuestro cuerpo con la cirugía estética. ¿Quién no ha deseado o desea tener unos rasgos físicos determinados?, ¿Quién no suspira por tener una imagen más voluptuosa o por el contrario más reducida o simplemente distinta a la suya actual?, ¿Quién no tiene o conoce a alguien que tenga graves problemas de autoestima por su imagen o por alguna parte de su cuerpo que no le gusta?

Primer paso, la aceptación

Ante todas estas cuestiones que se han planteado anteriormente cabe decir que primero de todo y de vital importancia es aceptarnos tal y como somos aceptando que habrá cosas que no podremos cambiar y que debemos querernos tal y como somos, ahora bien una vez dicho esto y una vez hemos reconocido nuestros propios límites y nos hemos aceptado hemos de tener presente que muchos tratamientos estéticos y concretamente de cirugía plástica nos ofrecen optimas soluciones para modificar aquellas partes de nuestro cuerpo con las que nos sentimos a disgusto.

Moldear nuestro cuerpo con cirugía estéticaEn busca de la figura deseada

Como hemos comentado habrá muchos casos en los que nuestra condición será inmodificable pero en muchos otros las técnicas actuales en cirugía plástica resolverán todo aquello que deseemos para perfilar, modificar, subsanar en nuestra silueta.

Así pues las técnicas actuales nos ofrecen soluciones para multitud de necesidades, por ejemplo podemos modificar casi cualquier parte de nuestro rostro, como pueden ser los pómulos, las orejas o la nariz por solo poner algunos ejemplos, luego podremos modificar nuestros senos especialmente en el género femenino, resaltar nuestros bíceps o nuestras pantorrillas por medio de implante de prótesis de dichas partes (técnica especialmente utilizada por el género masculino), también podremos dar una imagen más firme y contundente de nuestro trasero con el implante de prótesis en los glúteos y así un sinfín de opciones más que nos permitirán “arreglar” casi cualquier parte de nuestro cuerpo.

Seguridad y resultados como prioridad

Pero es importante que todas estas soluciones quirúrgico estéticas sean efectuadas con los máximos niveles de seguridad, responsabilidad y calidad, por ello deberá acudir solo y únicamente a centros especializados y reconocidos a tal efecto, centros donde cuenten con la última tecnología y los equipos médicos más avanzados, con profesionales de reconocido prestigio y que en cada momento le aconseje y utilice las técnicas y materiales  más apropiados a su caso, en definitiva un centro que sea capaz de brindarle una respuesta efectiva, profesional y segura.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.