Derecho a controlar las formas corporales

Desde hace más de veinte años se han estado realizando cirugías de reducción mamaria, pero en los últimos siete años aproximadamente se ha convertido en una petición habitual en cirugía plástica. En la actualidad ha cobrado tal popularidad que se encuentra dentro de los cinco procedimientos estéticos más solicitados.

En principal objetivo a conseguir en la cirugía de reducción mamaria, o mamoplastia de reducción es lograr conseguir un equilibrio más agradable para la persona entre el tamaño de las mamas y el del resto de contornos corporales, de este modo se alivia la incomodidad y síntomas asociados a poseer los senos de gran tamaño, como son los dolores de espalda y cuello.

El tamaño ideal para tus senos

El tamaño adecuado para los senos es un concepto relativo, ya que lo que para una mujer supone tener unos senos demasiado grandes para otra mujer pueden resultar ser unos senos de pequeño tamaño. Los motivos para realizarse este tipo de cirugía pueden ser muy variados.

Historia de la reducción mamariaAntiguamente, las mujeres tenían que mostrar su conformidad a tener unos senos demasiados grandes e incómodos, o viceversa, pero en cambio, hoy en día, la cirugía plástica ha puesto al alcance de muchas mujeres la opción de controlar sus formas corporales.

Las tendencias en salud, el estado físico, y las prendas de vestir más informales y reveladoras han contribuido a querer lucir un tamaño de pechos de un tamaño proporcionado con la forma corporal.

Razones médicas o belleza

El motivo habitual que lleva a una mujer a realizar una reducción mamaria es aliviar dolores y problemas en hombros, espalda, cuello, aparte de una gran cantidad de problemas emocionales y de salud provocados un tamaño excesivo de senos o desproporcionados.

Gracias a la reducción mamaria también pueden minimizarse otros trastornos como la dificultad para dormir, y respirar, malas posturas, e incluso erupciones crónicas a causa de los senos caídos o la superposición. Muchas mujeres sufren emocionalmente por falta de confianza y mala imagen de sí mismas.

Es posible que haya mujeres que hayan perdido mucho peso y requieran de cirugía de reducción mamaria para conseguir armonizar sus senos con sus nuevos contornos corporales, así como corregir senos caídos o demasiado extendidos.

Otro motivo que puede llevar  a una mujer realizarse una reducción mamaria es la corrección de asimetrías congénitas entre los dos senos.
Pero los problemas de los senos no afecta solo a mujeres, también hay muchos hombres que se ponen en manos de profesionales estéticos para corregir una mamas agrandadas.

Métodos tradicionales de reducción mamaria

Hace poco más de veinte años, el método quirúrgico habitual era la técnica de reducción del pedículo central, usando un patrón de incisión estándar con forma de T invertida, la técnica reducción del pedículo inferior y sus variaciones.

Los métodos de reducción mamaria han avanzado y se han modernizado, y como novedoso podemos mencionar la reducción mamaria por liposucción. Las técnicas actuales tienen un menor riesgo de complicaciones y las cicatrices apenas se perciben. Con los métodos existentes hoy en día se consigue disminuir el peso y tamaño de los pechos con menor trauma físico en el tejido mamario.

Los objetivos

La reducción mamaria ideal brinda una alivio bastante significativo de los síntomas, manateniendo una sensibilidad normal y en caso de mujeres jóvenes, la capacidad de producir leche. La intervención debe lograr una forma de los senos agradable estéticamente, sin apenas cicatrices que se puedan percibir, y evitar todo tipo de complicación posterior.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.