Seria falsear la verdad y la realidad decir directamente que siempre indiscriminadamente un tratamiento estético en sí mismo es la única solución a muchos de nuestros problemas físicos, cosméticos o estéticos,

Probablemente sería más apropiado decir que en muchos casos los tratamientos estéticos ya sean quirúrgicos o no serán la mejor o única solución, que en otros no serán la solución apropiada y que en todos los casos una combinación optima de tratamiento estético conjuntamente con soluciones cosméticas de calidad y una vida y hábitos saludables serán el mejor camino para obtener la mejor calidad de vida y los resultados más visibles.

Como hemos mencionado podremos tener imperfecciones o cosas a corregir que solo desde un tratamiento estético determinado podremos corregir pero  dicho esto también diremos que eso (en la mayoría de los casos) sin un buen tratamiento posterior y un cambio de hábitos saludables probablemente mitigara los efectos beneficiosos que el tratamiento estético nos puede ofrecer.

Hábitos sanos y saludablesCambiando de registro pongamos el tema de una persona que requiere de hacer dieta, esta persona seguida por su médico, endocrino, especialista,…  probablemente iniciaría una dieta e incluso según el caso  se le podrán recomendar otro tipo de terapias como un balón gástrico, reducción de estómago, liposucción,…. Y posteriormente se le recomendara unas soluciones médicas o estéticas reafirmantes, de mantenimiento,…. Y es allí donde está el núcleo de donde queremos llegar en esta cuestión, probablemente de poco servirá que esta persona solo realice una pieza de ese puzle de tratamiento si no completa el puzle completo y es por ello que nos reiteramos que solo de la mano de los mejores especialistas en la materia estaremos en condiciones de obtener los mejores, seguros y duraderos resultados.

Un último consejo, no se fie de los consejos milagrosos o de las soluciones sin esfuerzo, tampoco se fie de aquellos centros de dudosa reputación que le ofrezcan una solución “brillante” pero irreal, no existe resultado sin esfuerzo, no existe esfuerzo sin recompensa, y no existe recompensa sin calidad.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.