¿Verdaderamente es importante un examen mamario?

Rotundamente sí. La cirugía de aumento de pecho es una de las intervenciones estrella por definición, y antes de proceder a realizar la intervención es importante que el primer paso de nuestro cirujano sea examinar nuestro pecho y realizar un estudio mamario para asegurarse que estén sanas.

Examen mamario en nuestra revisión ginecológica rutinaria.

Normalmente será nuestro ginecólogo habitual quien nos realice las revisiones pertinentes y se hará cargo de los exámenes mamarios. Una vez llegado a los 40 años es my importante no saltarnos ninguna revisión, ya entre los 40 y 50 años es cuando más riesgo se tiene de sufrir la aparición de algún bulto sospechoso, y por ello es importante no dejar de realizar una revisión anual.

Examen mamario antes de la operaciónExamen visual y manual:

Nuestro médico nos pedirá que nos tumbemos en la camilla y coloquemos el brazo del pecho a examinar detrás de la nuca. En un primer lugar se realizará un examen visual para comprobar que no existe ninguna anomalía que pueda observarse a simple vista como por ejemplos bultos que deformen la mama o manchas en la piel.etc

Posteriormente se realizará un examen manual, palpando la mama presionando en cada una de sus zonas para descartar la presencia de bultos en la mama.
Pruebas suplementarias en nuestro pecho:

Es habitual que nuestro especialista solicite que nos hagamos una mamografía o una ecografía mamaria si nuestras mamas son demasiado fibrosas.

¿Cuándo es benigno o maligno un bulto en el pecho?

Normalmente los quistes benignos con los más comunes, lo cuales son firmes, tienen bordes definidos y suelen aparecer en solitario. Sin embargo los bultos malignos poseen unos bordes más imprecisos y son mucho más duros al tacto. Una buena costumbre es realizar autoexámenes mensuales de nuestras mamas.

Cirugía de mamas y examen mamario.

Normalmente no hay ningún tipo de incompatibilidad entre la cirugía de mamas y la exploración de las mamas, ya que la prótesis se puede situar justo detrás del músculo pectoral, a la cual no se accede durante la palpación.

Embarazo y menopausia.

Encontrarse embarazada o tener una avanzada edad no son motivos para no realizarse un autoexamen mamario al mes .En ambos casos se aconseja realizar el autoexamen justo un mes después del anterior, en las mismas fechas, por ejemplo el día 15 de cada mes, un hábito imprescindible de implantar en nuestros hábitos para poder evitar males mayores que tengan  una peor solución.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.