El modelo del hombre actual, del hombre moderno, del hombre del siglo XXI ya no es aquel personaje rudo, hasta en cierto punto descuidado y que no tiene ningún interés en su imagen ni cuidado corporal, sino todo lo contrario, el hombre actual es aquel hombre que cuida su imagen, que adquiere una actitud activa en todo lo que se refiere a su cuidado corporal y es aquel hombre que ha aprendido a ejercer y manifestar su masculinidad sin tener que dar por ello una imagen “dura” o primitiva y sin que eso signifique perder un ápice de su virilidad.

Del hombre clásico al hombre moderno.

El hombre clásico se caracterizaba por ya no solo rechazar todos aquellos tratamientos cosméticos o estéticos que estaban dirigidos a mantener  y cuidar su imagen sino que además y por una mala influencia cultural consideraba casi un ataque a su persona someterse a estos tratamientos, actualmente la situación es diametralmente opuesta y el hombre se ha sabido posicionar y avanzar hasta convertir el cuidado de su cuerpo y de su imagen en uno de los ejes principales de su persona y de cómo saber proyectarse en sociedad.

El cuerpo y la imagen del hombre del siglo XXILejos quedan aquellos hombres que si alguna vez tenían que someterse a algún tipo de tratamiento estético o cosmético casi lo hacían de escondidas o con sentimiento de vergüenza y ridículo, lejos quedan aquellos hombres que solo entendían su cuidado personal como la ducha y el afeitado e incluso para ello tenían que utilizar aquellos productos considerados “fuertes” y “masculinos” y cerca afortunadamente están esos hombres que el cuidado integral de su cuerpo forma parte de su día a día y cerca nos quedan aquellos hombres que ya no solo han adoptado las buenas praxis del cuidado estético sino que además se implican y saben escoger adecuadamente los productos, técnicas y tratamientos apropiados, a cada caso, a cada edad y cada condición.

Soluciones para el hombre.

Y es que el hombre ya no solo se conforma con estar cuidado corporalmente sino que además exige que estos cuidados estén adaptados a sus características particulares y pensando específicamente para ellos y viendo la evolución y dimensión que el sector estético masculino ha adquirido en los últimos años es que tanto las firmas de cuidados cosméticos masculinos, como las clínicas y centros medico y quirúrgico estéticos han encontrado un apetecible y rentable filón para ofrecer las mejores soluciones ante esta nueva y saludable tendencia del genero masculino.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.