Paciencia + Perseverancia = Resultados

Las prisas nunca fueron buenas consejeras y para el cuidado de nuestro cuerpo y de nuestra salud en general aun menos.

Planificación y responsabilidad ante todo

Cuidar nuestro cuerpo no es un juego y que lo mantengamos sano y vital  depende mucho de las actitudes y acciones que tomemos respecto a su cuidado y especialmente de que entendamos que el cuidado de nuestro cuerpo es nuestra responsabilidad, nuestra máxima responsabilidad. Y como una gran responsabilidad que es solo de nosotros dependerá actuar en consecuencia y de una forma responsable y planificada.

En todo momento debemos ser responsables de tener siempre la mejor imagen, cuerpo y salud posible y en aras de esa responsabilidad en todo momento debemos tomar las actitudes y las acciones en forma de hábitos, tratamientos o intervenciones que consideremos apropiadas para que esa salud e imagen sea posible.

Cuidado corporal con responsabilidadAndar despacio pero andar seguro

Pero de nada nos servirá ser planificados y responsables si además no somos pacientes y perseverantes, es decir podemos tener una muy buena planificación de cómo nos debemos cuidar y que esa planificación este realizada sobre una base de máxima responsabilidad pero si no entendemos que como todos los grandes objetivos no se consiguen instantáneamente podemos caer en la frustración del logro no conseguido, cuando en realidad es todo lo contrario, cada paso, cada acción que demos camino de mejorar nuestro cuerpo será un paso hacia sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno, en otras palabras, ninguna gran obra se construyo en un día y nuestro cuerpo, nuestra gran, única  e irrepetible obra precisa de cuidados y “mimos” constantes para lucir su mejor imagen, por ello deberemos ser conscientes de la necesidad de ser pacientes en la espera de resultados y perseverantes en la consecución de los objetivos

El profesional nuestro aliado

Y para ayudarnos a conseguir los mejores resultados en el cuidado de nuestro cuerpo y en realzar nuestra imagen nadie mejor que el profesional médico estético o cirujano plástico, este será el encargado de dar forma, de mejorar nuestra ya de por si natural belleza, hemos de confiar en él, así como el tiene que velar por nosotros, en definitiva el profesional de la salud y en este caso concretamente de la estética tiene que ser nuestro mejor aliado en la consecución de los objetivos que nos marquemos, desde una óptica profesional y realista, diremos que probablemente no solo tiene que ser nuestro aliado, sino también nuestro profesional amigo.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.