Colágeno. ¿Para qué se usa?

El colágeno es una de las proteínas que genera el cuerpo humano de manera natural. La podemos encontrar en la piel, los cartílagos, los tendones y en los huesos. El cuerpo humano produce 27 tipos de colágeno diferentes y entre las características más valoradas de esta sustancia se cuenta la de otorgar elasticidad y fortaleza a la piel. Sin embargo, con los años, el colágeno sufre deterioros. Es entonces cuando aparecen los nada deseados signos de pérdida de elasticidad: arrugas y flaccidez.

Tipos de rellenos

A la hora de utilizar colágeno de relleno con fines estéticos se utilizan dos tipos de relleno: el bovino y el humano. En vista de que ciertas personas no presentan tolerancia a productos derivados de vacas, todos los pacientes deberían consultar con su médico la afinidad que presenta su cuerpo para con el relleno bovino (que, además, suele ser el más común).

Por lo general, el perfil de cliente que opta por este tipo de tratamientos son personas de poco más de 30 años en adelante que desean suavizar los signos del envejecimiento prematuro, como las líneas leves de la frente o los pliegues que rodean la nariz y los labios.

Sus usos

¿Qué es el colágeno?  El colágeno es una de las proteínas que genera el cuerpo humano de manera natural. La podemos encontrar en la piel, los cartílagos, los tendones y en los huesos. El cuerpo humano produce 27 tipos de colágeno diferentes y entre las características más valoradas de esta sustancia se cuenta la de otorgar elasticidad y fortaleza a la piel. Sin embargo, con los años, el colágeno sufre deterioros. Es entonces cuando aparecen los nada deseados signos de pérdida de elasticidad: arrugas y flaccidez. Tipos de rellenos  A la hora de utilizar colágeno de relleno con fines estéticos se utilizan dos tipos de relleno: el bovino y el humano. En vista de que ciertas personas no presentan tolerancia a productos derivados de vacas, todos los pacientes deberían consultar con su médico la afinidad que presenta su cuerpo para con el relleno bovino (que, además, suele ser el más común).  Por lo general, el perfil de cliente que opta por este tipo de tratamientos son personas de poco más de 30 años en adelante que desean suavizar los signos del envejecimiento prematuro, como las líneas leves de la frente o los pliegues que rodean la nariz y los labios. Sus usos  El colágeno está especialmente indicado para todos aquellos que necesiten mayor volumen en sus labios. En cualquier caso, también suele utilizarse para reducir y eliminar las arrugas de la frente, las molestas patas de gallo, cicatrices, defectos estéticos y líneas de expresión que se tornan en arrugas con el paso del tiempo.  En el momento de emprender un tratamiento de este tipo será necesario considerar algunos de los riesgos implícitos después de realizar inyecciones de colágeno. Algunos de los más comunes son las reacciones alérgicas, las infecciones o que el tono de la piel que bordea la zona tratada presente diferencias con el resto de la piel. Tratamiento  El colágeno de relleno es aplicado por medio de inyecciones. Casi siempre, los tratamientos se llevan a cabo en el consultorio del especialista y llevan entre 30 y 60 minutos en total. Según las necesidades y los requerimientos estéticos de cada individuo, el especialista puede colocar inyecciones de colágeno en ciertas zonas clave que cambiarán totalmente el aspecto exterior de arrugas y líneas en el rostro. En general, después de unos pocos días de iniciado el tratamiento los pacientes ya empiezan a ver cambios en su apariencia. Además, no hay que preocuparse, las eventuales hinchazones y moretones ocasionados por el tratamiento desaparecen con rapidez.El colágeno está especialmente indicado para todos aquellos que necesiten mayor volumen en sus labios. En cualquier caso, también suele utilizarse para reducir y eliminar las arrugas de la frente, las molestas patas de gallo, cicatrices, defectos estéticos y líneas de expresión que se tornan en arrugas con el paso del tiempo.

En el momento de emprender un tratamiento de este tipo será necesario considerar algunos de los riesgos implícitos después de realizar inyecciones de colágeno. Algunos de los más comunes son las reacciones alérgicas, las infecciones o que el tono de la piel que bordea la zona tratada presente diferencias con el resto de la piel.

Tratamiento

El colágeno de relleno es aplicado por medio de inyecciones. Casi siempre, los tratamientos se llevan a cabo en el consultorio del especialista y llevan entre 30 y 60 minutos en total. Según las necesidades y los requerimientos estéticos de cada individuo, el especialista puede colocar inyecciones de colágeno en ciertas zonas clave que cambiarán totalmente el aspecto exterior de arrugas y líneas en el rostro. En general, después de unos pocos días de iniciado el tratamiento los pacientes ya empiezan a ver cambios en su apariencia. Además, no hay que preocuparse, las eventuales hinchazones y moretones ocasionados por el tratamiento desaparecen con rapidez.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.