¿Es posible amamantar al recién nacido?

No existe una respuesta concreta y rotunda acerca de este tema. Si bien es cierto que algunas mujeres tras un intervención de cirugía mamaria se ven incapacitadas para poder amamantar a sus bebes, no todas las mujeres que se deciden a pasar por este tipo de procedimientos tienen problemas de lactancia. La cirugía mamaria no impide la lactancia, siempre y cuando no se haya dañado el tejido glandular durante la intervención.

Implantes mamarios

En ocasiones los implantes mamarios pueden dificultar la lactancia materna, ya que puede haber una disminución de la producción de la leche materna. En un inicio se puede alterar la producción de leche disminuyendo la cantidad. Pero no todas las mujeres que se han aumentado lo senos han tenido problemas para amamantar a sus hijos, y muchas de ellas han podido amamantarles sin que apareciese ningún problema.

Tampoco existe ningún argumento o razón que indique que las siliconas puedan perjudicar la salud del recién nacido. Si se siguen todas las recomendaciones del médico no se tendrán inconvenientes a la hora de alimentar al recién nacido.

Cirugía mamaria y lactanciaDiversos estudios han señalado que la leche materna no se contamina a causa de los materiales de los implantes de silicona, gel o solución salina, a pesar de lo que se creía anteriormente.

Las mujeres que ven afectada su capacidad de amamantar es debido a la localización de la incisión para colocar los implantes. Las mujeres a las que les realizan una incisión periaerolar, o alrededor del pezón, puede provocar la afectación de los conductos galactóforos, los cuales se encargan de transportar la leche materna, pudiendo afectar a una adecuada lactancia.

Reducción mamaria

Es una de las operaciones que posee más probabilidades de afectar a la lactancia, ya que durante esta intervención los conductos del seno son movidos afectando a los nervios, que son los encargados de la estimulación para que se produzca una correcta lactancia.

Aunque existen mujeres que han indicado que han tenido lactancias completamente normales tras  haberse realizado una reducción mamaria, no suele ser habitual.

Cuando la paciente se somete a una reducción mamaria debe tener en cuenta  que hay cierto riesgo de que la lactancia puede quedar afectada.

Las nuevas técnicas actuales evitan que el injerto libre sea realizado a través del pezón o areola, por lo tanto los conductos galactóforos se conservan sin ninguna alteración pudiendo haber una lactancia adecuada.

Recomendaciones antes de la cirugía mamaria

Antes de someterse a una intervención quirúrgica mamaria es importante consultar con nuestro especialista acerca de la colocación de los implantes mamarios y las zonas de incisión para poder evitar complicaciones futuras a la hora de amamantar al recién nacido.

No deben colocarse implantes mamarios mientras la mujer se encuentre en periodo de lactancia, existe un periodo de espera de algunos meses para poder proceder a la intervención.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.