Cuando hablamos y pensamos en cirugía estética se nos viene a la mente habitualmente aquello que es más conocido por el gran público en general como pueden ser los implantes mamarios, los tratamientos o intervenciones estético faciales o los tratamientos anti celulíticos por ejemplo. Pero hemos de decir que la medicina y la cirugía estética abarcan mucho más que eso.

De entre las distintas ramas que abarca la medicina y la cirugía estética, esta como ya hemos mencionado la cirugía mamaria, la cirugía estética facial y la cirugía corporal, como hemos mencionado ellas son las más conocidas y dentro de esos grandes grupos que hemos mencionado se desprende y se abre un abanico de tratamiento inabarcable por amplio en el contenido de este articulo, pero hemos de decir que además de estas tres grandes “ramas” conocidas existen otras, más desconocidas para el público en general pero que tienen una gran demanda y una gran importancia para la resolución de muchos problemas físicos y estéticos. Nos referimos en este caso especialmente a la cirugía íntima femenina.

Cirugía íntima femeninaLa cirugía íntima femenina es probablemente una de las ramas de la medicina y de la cirugía estética menos mencionadas y menos publicitadas pero que en muchos casos pueden ayudarnos no solo en trastornos médicos sino también en mejorar nuestra calidad de vida, nuestra autoestima, nuestras relaciones sexuales,… entre muchas otras ventajas que nos puede ofrecer.

Y probablemente muchos se preguntaran a que tratamientos nos referimos y otra vez por un tema de extensión y de no “marear” al lector deberemos decir que es imposible detallar todos los tratamientos o intervenciones que podemos realizarnos en nuestra zona genital, pero hemos de decir que va mucho mas allá de lo típico y conocido del alargamiento de nuestro pene por ejemplo, existen multitud de soluciones y tratamientos a multitud de temas estéticos genitales pero también de problemáticas o disfunciones vaginales u sexuales.

De entre las intervenciones y tratamientos posibles destacaremos por ejemplo las reconstrucciones genitales o la remodelación y el rejuvenecimiento genital externo por ejemplo, para mencionar otros tratamientos como son la vaginoplastia o la labioplastia (reducción de los labios menores), y así un sinfín de tratamientos que vendrán a solucionarnos el problema que podamos padecer.

Un último apunte, como en todo la calidad y la especialización es un grado y en este caso además de que el centro en el que nos tratemos sea de calidad deberemos asegurarnos que cuente con especialistas en cada rama en particular.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.