La mayor parte de las intervenciones que se realizan de cirugía estética requieren de la utilización de anestesia para poder llevar cabo la operación sin ningún tipo de dolor para el paciente, es por ello por lo que surgió esta especialidad médica.

La anestesiología está relacionada con la práctica y administración de la anestesia. La función de esta especialidad médica es ocuparse del estado de conciencia del paciente e insensibilidad al dolor del sujeto.

Antes de cualquier intervención estética o quirúrgica general que requiera anestesia, se debe realizar una consulta preanestésica y un plan anestésico. Esta consulta se realizara en una sala adecuada y que disponga de los recursos necesarios para llevar a cabo la evaluación del paciente. Deben recogerse datos del paciente como el peso, la talla, análisis sanguíneos, examen físico, etc., siempre en un ambiente propicio, con privacidad y que aporte seguridad al paciente.

Cirugía Estética sin dolorEl cirujano añadirá todos los puntos relevantes para la elección de la anestesia que más le convenga a nuestro paciente según la información recopilada de la mano del sujeto y de la historia clínica de este. El cirujano deberá revisara toda la documentación de la historia clínica, lo cual ayudara al anestesiólogo a identificar y valorar riesgos. El objetivo de esta consulta es recopilar el mayor número de datos a tener en cuenta antes, durante y después de la intervención con anestesia.

No debemos olvidar mencionar a nuestro cirujano cualquier dato que pueda ser relevante a la hora de administrar la anestesia. Por irrelevante que parezca, es mejor que se recopilen todos los datos médicos que puedan influir durante la intervención y en la aplicación de la anestesia.

A partir de la información recopilada se trazara una línea de trabajo para aportar una mayor seguridad y tranquilidad al paciente. Se tomaran las medidas necesarias y adecuadas para la preparación y la aplicación del proceder anestésico.

Gracias a la anestesia general se consigue llevar al paciente a un estado de hipnosis, amnesia, relajación muscular, analgesia y abolición de los reflejos, para evitar que sienta dolor.

Durante las intervenciones quirúrgicas la anestesiología se encarga del estado de conciencia e insensibilidad al dolor del paciente, manteniendo a la persona dentro de los parámetros considerados normales. Mientras que en el postoperatorio el anestesiólogo hará un seguimiento para controlar que el paciente se recupere de la anestesia correctamente.

En la actualidad, aunque su administración es compleja, la anestesia se aplica de una forma controlada para evitar imprevistos, aportando seguridad a los pacientes durante sus intervenciones de cirugía estética o de medicina general.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.