La cirugía de las orejas u otoplastia, aunque menos conocida y menos mencionada en artículos y anuncios estéticos, es también un tratamiento estético al que recurren gran variedad de personas que se encuentran disgustados con el aspecto de sus orejas.

Atrás han quedado aquellos momentos en los que las mujeres soltaban su pelo para disimular o tapar ese defecto que tanto preocupaba y bajaba nuestra autoestima.

Las orejas grandes o arqueadas, adquiriendo forma de asa (más comunmente conocidas como “orejas de soplillo”), se pueden reducir con este procedimiento de cirugía plástica mejorando así nuestro aspecto físico y aumentando nuestro ánimo.

Normalmente los candidatos más comunes para realizarse esta cirugía son niños a partir de cuatro años aproximadamente (que es cuando la oreja deja de crecer), ya que de este modo los niños crecerán sin ningún tipo de vergüenza o complejos y evitando las burlas por parte de compañeros de clase. No menos importantes son los adultos, ya que muchos, disgustados con su aspecto, se deciden a pasar por quirófano para poder solucionar de forma permanente este problema.

Cirugía de las orejas.Antes de realizarnos este tipo de cirugía consultaremos a nuestro profesional o cirujano plástico analizando las opciones y nuestros objetivos. La duración de esta cirugía es de unas dos horas, debiendo anestesiar al paciente para poder remodelar el cartílago de la oreja quitando el exceso de piel.

Este tipo de cirugía también es beneficioso para en el caso de lesiones de tipo traumático o deformidades de nacimiento proceder a la reconstrucción.

El tiempo de recuperación de la cirugía es realmente rápido, apreciándose los resultados inmediatamente después de quitar las vendas. Es de gran importancia seguir al pie de la letra las recomendaciones y consejos del cirujano como por ejemplo no manosear las vendas ni tocarnos, o quitarnos las vendas antes de que nos lo indique el cirujano.

A pesar de que se trata un cirugía casi total y absolutamente segura, siempre existen riesgos de contraer alguna infección, que se produzcan alteraciones auditivas y otro tipo de complicaciones asociadas a la cirugía de las orejas.

Los hombres son en la actualidad lo que hacen más uso de este tipo de cirugía. Los costos son variables dependiendo de cuál sea el tipo de intervención a realizaren nuestras orejas, ya que por ejemplo no será igual de costoso eliminar las orejas con forma de arca a realizar una reconstrucción de parte de una oreja.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.