Clases de celulitis que pueden dañar la imagen de nuestra silueta.

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo en zonas concretas del cuerpo, que forman nódulos de grasa, provocando el conocido síndrome llamado Piel de Naranja.

¿Dónde se puede localizar?

La celulitis puede encontrarse en diversas localizaciones de nuestro cuerpo, aunque evidentemente hay zonas que presentan mayor riesgo a sufrir las consecuencias de la acumulación de grasa.

  • Caderas (aspecto típico de pantalón de montar).
  • Muslos (puede encontrarse en la cara interna, y especialmente en la cara externa).
  • Rodillas (pudiéndose encontrar principalmente en las caras internas).
  • Nuca (provoca la aparición de la típica joroba de bisonte).
  • Tobillos (da lugar a la llamada pierna de poste).
  • Brazos (localizado especialmente desde el hombro hasta el codo, en los cuales se puede observar una especie de embolsamiento del tejido).

Pero la localización de la celulitis no siempre es clara, ya que existen personas y zonas donde se puede encontrar de forma más delimitada o por el contrario, de forma más difusa.

Tipos de celulitis

CelulitisPodemos distinguir tres tipos diferentes de celulitis. En ocasiones se puede encontrar más de un tipo de celulitis en una misma persona.

  • Celulitis blanda: Es la más habitual de todas ellas. Principalmente se caracteriza por la flaccidez extrema y el aspecto gelatinoso que presenta. Suele estar localizada en glúteos y muslos. No resulta dolorosa para quien lo padece. La zona afectada se puede hundir al tacto ya que no es consistente, y se mueve claramente con los cambios de postura. En ocasiones, esta clase de celulitis puede ocasionar sensación de pesadez a los afectados. Aparece a partir en la cuarta década de la vida, con mayor predominancia en mujeres que no realizan ejercicio físico.
  • Celulitis compacta: La celulitis compacta o dura es la peor de todas. Puede llegar a ser muy dolorosa, incluso sin tocar o presionar los nódulos de grasa acumulados, por lo que se puede perturbar la sensibilidad cutánea, así como la temperatura, provocando sensaciones de frio o calor en la zona que se encuentra afectada por este tipo de celulitis. Normalmente aparece en personas jóvenes de estructura física robusta. La piel está sometida a tanta presión que en muchas ocasiones desgarra los tejidos dando lugar a las antiestéticas estrías.
  • Celulitis edematosa: Suele localizarse principalmente en las extremidades inferiores. Es una combinación de la celulitis blanda y de la celulitis compacta, ya que presenta características de ambas. Las piernas se hinchan y engordan, dando un aspecto de columnas a ambas piernas. En algunos casos puede resultar bastante dolorosa al tacto. Este tipo de celulitis es la menos frecuente, y a su vez la que tiene un mejor y más fácil tratamiento.
Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.