Muchas veces se ha dicho que en lo que se refiere a nuestra salud y al cuidado de nuestro cuerpo no debemos de escatimar recursos y que ningún euro estará mal empleado siempre que vaya destinado a la mejora de nuestro cuerpo, salud, bienestar y calidad de vida.

También se ha dicho infinidad de veces que como en todos los sectores y ámbitos que a veces lo barato puede salirnos caro y en la salud deberemos incidir aun mucho más en este punto, pues aquí no solo nos estaremos jugando que determinado producto o servicio no nos dé un buen resultado o que no sea lo que aparentaba sino que en lo que se refiere a nuestro cuerpo y nuestra salud lo que estaremos poniendo en juego será nuestra propia vida, poniendo en riesgo nuestra salud, físico e incluso nuestra propia integridad vital.
Por todo ello es de vital importancia el anteponer muchos otros puntos y factores (en todo lo que se refiere a los tratamientos médicos en general, cosméticos y en los tratamientos médicos y quirúrgico estéticos)  antes que el factor económico pero evidentemente el factor económico también es un factor y un plus a tener en cuenta.

Calidad vs precio en los centros de medicina estéticaRefiriéndonos al ámbito medico estético en particular debemos decir que  en el momento que nos decidamos, que deseemos o que debamos someternos a cualquier tratamiento en este ámbito será imprescindible como hemos dicho anteponer muchos factores y valoraciones al económico pero sin dejar a este de lado y concretamente en lo que se refiere al tema económico diremos que:
Por una parte deberemos desconfiar de aquellos centros o “profesionales” que ofrezcan precios irrisoriamente bajos, pues como en todo nadie regala nada ni “da duros a cuatro pesetas” y deberemos desconfiar de aquellos que nos prometan o indiquen precios muy por debajo de los habituales del mercado, ello no quita que de entre la oferta disponible encontremos una amplia gama de precios y que escojamos de entre ellos la que se nos adapte mejor a nuestro presupuesto e intereses, en este caso todas las opciones serán validas pero siempre que se encuentren dentro de una horquilla, de un baremo razonable en lo que se refiere al precio en relación con el tratamiento a someterse y a las promociones que ofrece.

Un buen centro médico estético deberá facilitarnos un presupuesto de forma completamente gratuita y que este perfectamente detallado y especificado para ayudarnos en nuestra elección, un presupuesto bien detallado y especificado nos permitirá evaluar mejor entre unas opciones u otras y tomar una decisión sobre el tratamiento o intervención que nos vayamos a someter.

Por último diremos que aunque muchas veces no lo precisemos pues efectuaremos el pago en efectivo o por otros medios, a veces puede sernos interesante financiar total o parcialmente nuestros tratamientos o intervenciones, por ello podrá ser interesante que nos informemos de si nuestro centro escogido ofrece opciones de pago personalizado y que formas de financiación ofrece y con qué condiciones y entidades financieras.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.