Muchas son las personas que en la actualidad se someten a tratamientos o intervenciones estéticas y en ello encuentran múltiples beneficios, pero aun son algunas personas que dudan de los mismos bien por desconocimiento o mala información y especialmente son algunas las personas que entran en el debate de si este tipo de tratamientos o intervenciones son buenos ya no a nivel medico que es indiscutible su buena aportación a nuestra imagen y salud física y mental cuando es realizada con responsabilidad y en lugares reconocidos, sino que entran a debatir sobre los resultados que se producen en la imagen del usuario de este tipo de servicios, en este articulo vamos a entrar a desmontar algunas erróneas o tendenciosas afirmaciones que existen al respecto.

Críticas infundadas, respuestas contundentes

Algunas son las personas que en pos de una supuesta defensa de lo natural se lanzan a hacer afirmaciones críticas contra este tipo de tratamientos, este tipo de personas afirman que someterse a tratamientos estéticos, que someterse a tratamientos o intervenciones que moldeen o cambien nuestro cuerpo, modificando aquellas partes que no nos gustan o resaltando aquellas otras de las que nos sentimos orgullosos es una forma de desvirtuar nuestra persona y de convertirla en “artificial”, dicen que fomenta un culto al cuerpo y una imagen irreal.

Ante estas afirmaciones diremos que evidentemente cada persona es libre de hacer con su cuerpo  lo que desee y que legítimamente puede considerar que ese tipo de intervenciones no se corresponden a él o ella o bien no van acordes a su forma de ser, pero de ahí a manifestar, criminalizar o repudiar tratamientos o intervenciones que son beneficiosas para muchas personas o incluso una tabla de salvación para algunos hombres y mujeres media un abismo y el que las realiza las hace desde los perjuicios más absurdos, la desinformación o la mala fe más absoluta o bien desde el propio sentimiento de resignación y auto culpa por no atreverse o poder él o ella someterse directamente a los beneficios que aportan estos tratamientos.

Beneficios reales de los tratamientos estéticosMedicina estética conjugada con Ciencia + Tecnología =  Resultados óptimos

Afirmar lo que mencionábamos en el apartado anterior es negar la evolución en sí misma, es negar la evolución medica, científica y tecnológica, una evolución puesta al alcance en este caso de la medicina estética y con el objetivo de acercar, de hacer posible y accesible a la gran mayoría de la sociedad un tipo de tratamientos e intervenciones que llegaron para beneficiar a la sociedad y que con el paso de los años han ido (como cualquier otra especialidad medica) desarrollándose y avanzando hacia el modelo brillante, seguro y eficiente que tenemos en la actualidad.

Y es desde esta perspectiva de servicio a la sociedad y de mejora de los usuarios que escogen estos tratamientos o intervenciones que es desde donde hemos de valorar y evaluar este tipo de tratamientos, solo desde el conocimiento de los mismos y de las motivaciones estéticas o medicas de los usuarios es desde donde podemos emitir un juicio justo y coherente sobre los mismos.

Herramienta medica para nuestro cuerpo

Y como especialidad médica volcada en la salud física y mental del usuario y en su imagen que es la medicina estética hemos de percibir y valorar esta como una herramienta al servicio de los usuarios, no es la panacea a todos los problemas, ni mucho menos la solución milagrosa, ni evidentemente tampoco es una varita mágica, pero sí que es una solución optima y eficaz para muchos de los requerimientos estéticos o médicos en este ámbito, sí que es una solución o directamente la solución a muchas de las afectaciones de índole estético o medico que nos pueden afectar, sí que es un medio seguro y fiable para logar excelentes resultados.

Evidentemente todo esto lo tenemos que enmarcar y encuadrar dentro de un marco amplio que es el cuidado de  nuestro cuerpo y nuestra imagen y entenderlo como una simple herramienta a nuestro servicio de todo un conjunto de herramientas a nuestro alcance, una herramienta que debe ayudarnos y acompañarnos en el cuidado integral de nuestro cuerpo y nuestra imagen, una herramienta que debemos valorar y apreciar pero que no debemos usar inconsciente o irracionalmente, una herramienta que utilizada de una forma consciente, segura y racional nos dará los mejores resultados, una herramienta como muchas otras que tendrá como objetivo hacernos sentir más a gusto con nosotros mismos y con nuestro alrededor, una herramienta como muchas otras que sacara lo mejor de nosotros mismos y una herramienta que para nada nos hará ser irreales o artificiales, al contrario es una herramienta que resaltara y potenciara nuestra realidad, sino salvando las distancias que le pregunten al fotógrafo profesional si resaltar sus fotografías con herramientas a su alcance como la tecnología digital, la luz, el PotoShop o cualquiera que sea de aplicación hace que su trabajo sea artificial o si en realidad no es que plasma de una forma mejorada y resaltada aquello que quiere mostrar con  su obra, y no lo dude usted es la mejor y más bella obra a resaltar.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.