Que los avances en la ciencia y en la tecnología han servido para avanzar en todos los ámbitos de la vida es una  realidad y que estos avances han servido para mejorar la calidad de vida y en la resolución de enfermedades y problemáticas antes irresolubles o resolubles con menor eficacia y/o menor dolor de los pacientes de tratamientos médicos y clínicos de toda índole un hecho indiscutible.

La ciencia y la tecnología puestas al servicio del cuidado, tratamiento y atención de los usuarios / pacientes han permitido una revolución en el alcance y condicionantes a los que este se sometía o se veía sometido, y evidentemente la medicina o cirugía estética en todos sus tratamientos o intervenciones no es una excepción.

Durante toda la historia de la humanidad el encontrar respuesta a las dolencias o afectaciones que sufrimos, el encontrar formulas para estar más sanos, vitales y cuidados ha sido una constante, ya desde tiempos inmemoriales las mujeres se sometían a  diversos tratamientos para tener un cutis más fino por ejemplo y ya desde tiempos inmemoriales se buscaban las formulas para encontrar solución a problemáticas de todo ámbito medico en general y también estético. A lo largo de la historia la ciencia y la tecnología ha ido avanzando paulatinamente sin descanso y ello nos ha permitido ir ofreciendo soluciones cada vez mayores y más precisas, con menor riesgo y dolor para el usuario y con una mayor seguridad en todo tipo de tratamientos, pero sin miedo a equivocarnos podemos bien decir que esta última década ha sido proclive ya si no a presentarnos avances científicos de una relevancia clave  que también si que nos ha presentado avances tecnológicos que han transformado completamente la forma y los condicionantes de recibir los tratamientos.

Avances tecnológicos al servicio de la medicina y cirugía estéticaHoy la tecnología nos permite llegar mucho más lejos de lo que nunca se había llegado y como bien hemos dicho con los índices más altos de seguridad y resultados para el usuario, a la vez que se han alcanzado las menores cotas de invasividad y de procesos dolorosos para el paciente.

La tecnología actual nos permite dar respuesta a casi cualquier dolencia o problemática que pretendamos o tengamos que resolver y también nos permite dar respuesta a casi cualquier tratamiento médico y quirúrgico estético que precisemos y/o deseemos.

Por todo ello es de vital importancia igual que cuando tenemos que someternos a cualquier intervención o tratamiento médico general que cuando tengamos o deseemos someternos a un tratamiento médico o quirúrgico estético, no solo miremos la completa regulación, profesionalidad y experiencia del centro en el que nos deseemos intervenir o tratar, que evidentemente como se ha mencionado muchas veces son requisitos que debemos tener por indispensables, sino también que debemos poner especial énfasis en que el centro cuente con los mejores y más actuales avances tecnológicos, ello conjugado con las manos expertas del profesional médico, clínico o cirujano nos llevara a obtener también los resultados mas avanzados.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.