Desde hace años las mujeres han intentado mediante productos cosméticos dar una apariencia atractiva y voluptuosa a sus labios y boca. Los labios son la zona del rostro más sensual y admirada de las féminas, es por ello por lo que las mujeres le dan gran importancia al volumen de los mismos. En ocasiones nuestros labios no tienen el tamaño o volumen deseado. En este caso, podemos recurrir a la cirugía estética, aumentando y proporcionando una mejor definición en los labios, mejorando el aspecto general del rostro. Esta técnica se ha puesto muy de moda en los últimos años.

Este procedimiento no solo puede ayudar a personas que deseen dar un aspecto a sus labios más hermosos, sino que también es válido para personas que sufren defectos congénitos en los labios.

Pueden recurrir a este procedimiento tanto hombres como mujeres que quieran cambiar la apariencia de sus labios. Hay algunas enfermedades que impiden que se pueda realizar este procedimiento estético como son la diabetes, infecciones herpes, trastornos autoinmunes, entre otras.

Este procedimiento se puede realizar mediante rellenos inyectables, implantes o manipulaciones quirúrgicas, utilizando anestesia local.

aumento volumen labialSuelen aplicarse sustancia de relleno como el colágeno (es la proteína natural más abundante del cuerpo y provee de apoyo estructural a piel, tendones, músculos y huesos), gel de agarosa (soportes hidrofilicos e inertes que poseen grandes ventajas) o ácido hialurónico (componente natural de nuestro organismo que fusiona el agua con los tejidos dando firmeza a la piel y volumen. Es biodegradable, y no existe riesgo de alergias o de contraer enfermedades, ya que no es un producto animal).

Como toda cirugía estética puede tener sus complicaciones (reacción alérgica, hematoma, infecciones,  labios asimétricos, cambios en la sensación, daños en la función de los labios o cicatrización de la piel), pero todas ellas se pueden solucionar sin mayor inconveniente.

Después de la intervención los labios estarán cubiertos con compresas de hielo durante las primeras veinticuatro horas. Es aconsejable que no hablemos, riamos o sonriamos en exceso durante la primera semana.

Se proporcionarán analgésicos orales para el dolor que sintamos los primeros días. Es muy común la inflamación y normalmente suele persistir entre siete y diez días. Durante el periodo post-operatorio se recomienda el uso de compresas de hielo, evitar la luz solar, comer alimentos que sean sólidos y utilizar un suero especial para el cuidado de los labios.

También es habitual sentir entumecimiento alrededor de los labios, que suele desaparecer semanas después de la cirugía (alrededor de cuatro a seis semanas).

Su duración es de varios meses  (dependiendo de algunos factores como la edad, tipo de piel, estilo de vida, o la actividad muscular), normalmente de entre seis a doce meses, pero no suele llegar a un año.

Se obtienen excelentes resultados con este procedimiento sin la necesidad de recurrir al bisturí. Si se desean uno labios carnosos y sexys es muy recomendable pasar por tu instituto estético para que te informe sobre las grandes ventajas y la satisfacción de los pacientes que se han decidido a cambiar la forma y volumen de sus labios.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.