Muchas veces hemos oído aquella famosa frase tanto en el hombre como en la mujer de “que el tamaño no importa” y si bien es cierto que la acepción exacta de la apreciación puede haber parte de razón no por ello hemos de renunciar a tener esos senos tersos y del tamaño que siempre hemos deseado.

Como en otro tipo de tratamientos estéticos el aumento de mamas ha sido uno de los que más se ha banalizado del sector pero por algo será que es uno de los tratamientos más requeridos en las mujeres de nuestro país y de gran parte del mundo, pues nada tiene que ver el aceptarnos tal  y como somos y el sentirnos bien con nosotras mismas con el querer mejorar partes de nuestro cuerpo o simplemente querernos sentirnos mejor.

Un aumento de mamas puede desde ayudarnos a aumentar nuestra autoestima, a sentirnos más deseadas o simplemente a vernos como siempre nos hemos querido ver y eso en lugar de dar lugar a banales y estériles pseudo debates la realidad es que solo hace que producirnos efectos beneficiosos.

Como en todo tratamiento estético aconsejaremos encarecidamente someternos a profesionales de reconocido prestigio y solvencia, solo desde esa solvencia conseguiremos que una de las experiencias que puede cambiar nuestras vidas se convierta en un auténtico éxito y no en el fracaso más absoluto.

Aumento de mamas¿Y cuáles son los motivos que pueden llevar a  desear realizarnos un implante de mamas?, la respuesta aquí es infinita y personal, pueden influir desde componentes puramente estéticos de percepción personal, de igualación mamaria, de combatir el paso de la edad o de periodos de embarazo o lactancia y así un sinfín de factores más. Lo que está claro es que una vez tomada la decisión de realizarse el aumento vera como todas aquellas esperanzas que había puesto en el cambio se hicieron realidad y que la decisión mereció la pena.

¿Pechos pequeños?, ¿decaídos por los años?, ¿simplemente se siente a disgusto?…. no lo dude y consulte a un profesional de confianza probablemente ahí empiece la resolución a su problemática.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.