Senos asimétricos, problemas psicológicos

La asimetría mamaria consiste en que la forma, tamaño o la situación de uno de los senos es diferente al seno del otro lado. La asimetría mamaria puede afectar a toda la mama (en cuyo caso lo llamamos anisomastia), a la areola o pezón (anisotelia).

La perfección no existe

La simetría total no existe. Aunque no lo percibimos, convivimos con la asimetría entre los dos lados de nuestro cuerpo, situación completamente normal en todos los seres humanos.

Esta asimetría se hace mucho más notable en los pechos de las mujeres, siendo más evidente que ambos senos no son completamente idénticos. La asimetría generalmente comienza a percibirse en la pubertad, cuando comienzan a desarrollarse las mamas, y se incrementa con la edad.

Asimetria mamariaSolo llega a convertirse en un verdadero problema cuando la diferencia de tamaño entre ambos senos es totalmente manifiesta, provocando en las mujeres que lo padecen una distorsión en la percepción de su cuerpo y feminidad, afectando a su imagen corporal, confianza en sí mismas, y autoestima.

Solo en los casos más extremos, el tratamiento de la asimetría mamaria puede necesitar el aumento mamario con prótesis de uno de los senos, o la reducción mamaria del otro.

¿Qué provoca la asimetría mamaria?

En los casos en los que la asimetría mamaria es importante en su forma y tamaño, suelen ser mujeres que tienen mamas tuberosas, y el tratamiento exige la implantación de una prótesis, retirar el exceso de piel que se sitúa alrededor de la areola y realizar una plastia de la glándula mamaria.

Otra patología que provoca asimetría mamaria es el llamado Síndrome de Poland, que normalmente consiste en una agenesia unilateral de la glándula mamaria, por lo que no se llega a formar o se desarrolla mínimamente, e incluso hay ocasiones en las que falta el músculo pectoral.

Existen otros casos de asimetrías mamarias provocadas en mujeres que en su infancia o adolescencia sufrieron infecciones, quemaduras, cirugías o traumatismos en su botón mamario que posteriormente alteraría a su desarrollo normal, aparte de las mujeres que han tenido que sufrir una mastectomía debido a un tumor maligno.

Cerca de un 25% de las mujeres desarrollan una asimetría mamaria visible que persiste hasta la edad adulta. No se trata de un problema hormonal, pues ambos senos reciben el mismo estímulo hormonal.

Grados de asimetría

La asimetría mamaria se puede clasificar en tres grados:

  • Grado 1: Asimetría en la que ambas mamas son hipertróficas y/o ptósicas, una en mayor grado que la otra.
  • Grado 2: Asimetría en la que una de las mamas es hipertrófica y/o ptósica, y la otra presenta un tamaño normal.
  • Grado 3: Asimetría en la que una de las mamas es hipertrófica y/o ptósica, y la contralateral es hipoplásica.
Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el Dr. Xavier Busquier Marco, diplomado en Medicina de Envejecimiento y en Bases Clínicas en Medicina y Cirugía Cosmética por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética.